BUSCA EN EL BLOG:

miércoles, 13 de agosto de 2014

PEREGRINANDO A CANDELARIA POR EL CAMINO VIEJO DE PASACOLA

"En esta memorable traída condujóse la imagen por el antiguo camino de la Ermita del Rosario y Salto del Pino a los Baldíos de la ciudad; pero como la subida al Rosario ya la hicieron por Igueste o por Barranco Hondo, era agria y pesada, el Cabildo acordó formar otro camino que empalmara el de los Genetos con el de la Tabaibilla por las cuestas de Matasanos y Las Tablas (...)"

                                                                                                 Fray Alonso de Espinosa
                                    Historia de Nuestra Señora de Candelaria, Sevilla, 1592, página 142

Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro

El Camino Viejo de Candelaria tiene más de cinco siglos de historia, pues Fray Alonso de Espinosa ya lo citaba en su descripción de la Isla de Tenerife y los guanches, (forma parte de su Historia de la Virgen de Candelaria, publicada en Sevilla) como una ruta de peregrinación que unía la capital de la isla en ese entonces (La Laguna) con la Villa Mariana de Candelaria

Lo hemos realizado partiendo desde la Plaza del Adelantado, concretamente junto a la casa donde naciera el Santo Padre Anchieta, con lo que rendíamos homenaje al reciente nombramiento de este Santo lagunero. Desde aquí nos dirigimos hacia la iglesia de Santo Domingo, perteneciente al convento del mismo nombre, la ermita de la Cruz Verde, Avenida de la Trinidad y rotonda del Padre Anchieta.

Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro


Casa natal del Santo Padre Anchieta
Iglesia de Santo Domingo

Capilla de la Cruz Verde
Rotonda del Padre Anchieta
Una vez aquí, comenzamos a subir por la carretera que lleva a la Esperanza (carretera TF-24) desviándonos en el primer cruce hacia el camino de San Francisco de Paula (TF-265), que nos conduciría, pasando por Los Baldíos, al núcleo de Llano del Moro



Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro



Cabecera de la pista del Aeropuerto de Los Rodeos

Una vez tomado el cruce, pasamos bajo este puente y andamos por el camino de San Francisco de Paula

Pasamos bordeando la ciudad deportiva del CD Tenerife, la iglesia de San Francisco de Paula, una escuela antigua, una capilla y finalmente hicimos una parada en la ermita del Rosario de Llano del Moro. Junto a esta plaza podemos ver la antigua venta que data de 1928. 




Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro
La Laguna comenzaba a quedar atrás, y un manto de nubes cubría las montañas de Anaga




Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro
Iglesia de San Francisco de Paula, 1989




Huerta de tuneras


Calvario construido por los vecinos en honor de Don Esteban Hdez Hdez, 1978.


Pequeña venta anclada en el tiempo


Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro
Ya se divisa la iglesia de Llano del Moro


Iglesia del Rosario de Llano del Moro


Antigua Venta
Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro-Iglesia-del_Rosario_Llano-del-Moro



Tras una pequeña parada, continuamos la marcha de frente por el conocido camino del Convento hasta el cruce de Aldeas Infantiles. Pronto divisamos la Montaña Talavera con sus antenas de telefonía, Montaña Birmagen corroida por la extracción de áridos. En este punto cruzamos el barranco de la Higuera Negra bordeando las faldas de una auténtica montaña de entullo. 


Montaña Birmagen






Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro
Montaña Talavera


Barranco de la Higuera Negra


Cumbres de Güimar, divisándose el Observatorio de Izaña




Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro


Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro





Terminada esta pequeña cuesta se abre ante nosotros de nuevo el paisaje con la Montaña Peluda y la Finca de la Era, que recibe este nombre por la presencia de este elemento, ya que estas tierras estaban dedicadas al cultivo de cereales en el pasado. 







Montaña Peluda




Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro
Malpaís de Güimar
Nos encontramos en el cruce de Aldeas Infantiles y seguimos nuestro camino de frente para pasar por la zona de Los Toscales, donde nos cruzamos con un rebaño de cabras y ovejas. En el Lomo del Pino giramos a la izquierda tal y como nos indica la señal de madera. Por primera vez abandonamos el asfalto para andar por una pequeña senda que baja al barranco de Los Panascos.

Cruce de Aldeas Infantiles.
Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro






Camino_Viejo_Candelaria-Ruta_Senderismo



Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro


Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro
Barranco de Los Panascos




Fuente Nueva, que posee muy poca agua. El agua provine de la Montaña de Toriño
Unos metros más adelante cruzamos la carretera que sube de Machado a Las Barreras. El paisaje se vuelve más tosco y árido. Seguimos de frente por el camino de La Fuentecilla .


Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro




Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro

Llegamos a la presa de Toriño donde nos llaman la atención los dos patos que en ella habitan. 





La Hoya de Los Trujillos sirve de antesala a nuestra llegada a las ruinas de la Casa del Pirata Amaro Pargo. Nos debemos desviar del camino hacia la derecha y ascender una pequeña cuesta  que en su inicio presenta una rama de eucalipto a modo de arco. 







Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro




Ruinas_casa_Pirata_Amaro_Pargo_en_Machado










Continuamos bajando y a pocos metros nos encontramos con la plaza y ermita del Rosario, una construcción austera que alberga la imagen del mismo nombre, muy venerada entre los habitantes de El Rosario. Desde aquí podemos ver una amplia vista de la costa del sureste, desde Gúimar hasta Radazul. 












En estas imágenes vemos el estado de la Cuesta del Rosario, bastante deteriorada por las lluvias. 

Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro


En este tramo entre la ermita del Rosario y el núcleo de Barranco Hondo, discurrirá paralelo al camino del Canal de Araya, más conocido como canal Güimar-Santa Cruz.



En este tramo podemos acelerar el ritmo, hasta cruzar la Hoya del Zapatero y el barranquillo de Las Higueritas donde veremos en su parte inferior una pequeña presa y  encontrarnos con una importante subida asfaltada conocida como camino de las Camelleras, que nos llevará hasta la Plaza de Barranco Hondo. 






Barranco Hondo





Tomamos este cruce a la derecha



Iglesia de San José en Barranco Hondo, (1860)

Calle San José

Salimos del barrio por la calle La Calzadita 



Por las calles La Calzadita y La Angostura, nos dirigimos directamente hasta el Campo de Fútbol de Barranco Hondo, donde al final del mismo volvemos a conectar con el camino de tierra. 





Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro

Camino_Viejo_de_Candelaria_Pasacola_Llano_del_Moro










Barranco de Las Goteras
Nos espera una nueva cuesta con el Valle de Güimar y Candelaria en la lejanía. Llegamos a la orilla de los barrancos de Porqueros y el de Garruncho, los cuales se unen un poco antes del Salto de las Gambuesas. En este punto si tomamos una vereda que se abre junto a la orilla del barranco, a nuestra izquierda, accederemos al caserío de Pasacola Baja. Si continuamos la pista de tierra en sentido ascendente, llegaremos a Pasacola Alta. Un caserío que data de los primeros años del siglo XVI al igual que el núcleo de Las Jiménez en Igueste, y que en su día estuvo habitado por unas diez familias que se dedicaban al cultivo de cereales. trigo, cebada y centeno. De ahí que sea una era y un horno los elementos que perviven en la actualidad, además de algunos muros de las viviendas. 

Tomamos el camino a la izquierda
 La pista de tierra continúa por la parte alta del barranco hasta el mirador de Guantegueste desde donde observamos unas impresionantes vistas de Las Jiménez y el valle de Igueste









Iniciamos el descenso hacia Las Jiménez donde nos vamos a parar en una pequeña plaza situada en La Morrita, donde observamos un mural que recuerda lo más emblemático de la zona y junto al cual hay un chorro, actualmente en desuso. . El descenso continúa hacia la Iglesia de la Trinidad de Igueste, situada junto a la Asociación de Vecinos. La bajada es muy pronunciada, ún más con los kilómetros acumulados en las piernas. Encontramos corrales y casas antiguas con el tipismo propio de la zona. Vamos buscando el camino de los revolcaderos en dirección al cementerio, donde encontraremos la cueva guanche de Añaco




En este punto tomamos la vía de la izquierda




En la siguiente imagen se aprecia la inclinación de la calle





Iglesia de la Trinidad de Igueste de San Andrés


En el siguiente cruce continuamos por la calle de la derecha


Y llegamos a este cruce, donde seguiremos la señal que indica el cementerio


Llegamos a este nuevo cruce donde a nuestra derecha vemos el cementerio. Ahora tenemos la opción de bajar al fondo del barranco y visitar la cueva de Añaco, o bien verla desde lo alto y continuar bajando por la calle donde nos encontramos.


Nosotros la hemos visto de los alto y hemos seguido bajando. La otra opción es bajar a visitarla y continuar la ruta siguiendo el recorrido antiguo por el Camino de la Cruz Colorada.


Cueva de Añaco Igueste de Candelaria Guanches




Al llegar a la Urbanización Brillasol, nos encontramos con un muro que cierra el camino. Debemos subir la calle que se abre ante nosotros (Calle Drago) y torcer la primera a la izquierda (calle Tabaiba) y bajar por la primera a la izquierda nuevamente (calle El Pinar), para volver a la senda primitiva y enfilar los últimos kilómetros hasta la basílica. 






Tras seis horas de camino, nos encontramos en la plaza de la basílica dispuestos a ver a la Virgen. 













No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
' rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>