BUSCA EN EL BLOG:

sábado, 6 de agosto de 2011

HERMANDAD DEL CARMEN DOLOROSO

HERMANDAD CARMELITA DE LAS MARAVILLAS DE MARÍA Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA PAZ Y NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN EN SUS MISTERIOS DOLOROSOS





La Hermandad del Carmen Doloroso comparte su sede canónica con la Hermandad de los Javieres en la Iglesia de Omnium Sanctorum. De estilo gótico-mudéjar, es uno de los templos más antiguos  de Sevilla. Pudo ser construida por  Fernando III tras la Conquista de la Ciudad en el siglo XIII, sobre los terrenos de una antigua mezquita, y posteriormente modificada en tiempos de Pedro I. Como muchas otras iglesias de la zona,  fue incendiada en 1931 y 1936. conservando del edificio antiguo la portada de los pies.  La portada del lado de la epístola data del siglo XIV, realizada en piedra con canecillos de cabezas zoomorfas.  La gran torre alminar debió construirse después de 1251, aunque algunos historiadores la consideran del siglo XV. Está decorada con paños de sebka a imitación de la torre de la Giralda.La advocación es la de Nuestra Señora de Omnium Sanctorum (Reina de Todos los Santos). 


Es una iglesia de planta rectangular, de tipo salón, con tres naves de cuatro tramos cada una. La cabecera se cubre con bóveda de crucería, pervivencia del gótico del siglo XIV. El resto del edificio presenta pilares sobre los que  se apoyan arcos de medio punto apuntados, que a su vez sustentan techumbres de madera de estilo mudéjar. Del mobiliario destacan los lienzos de Juan de Espinal, representando escenas de la vida de San Jerónimo.
En el altar mayor destaca del baldaquino de José Paz Campano de 1940, la imagen de Nuestra Señora  Reina de todos los Santos, realizada por Roque de Balduque en 1554 y retocada en el siglo XVIII por Duque Cornejo. A los pies de la Virgen aparecen dos grupos de Santos realizados por Cristóbal Ramos (1760-1770), Sus simbologías están relacionadas con la Letanía:

San José ---- Los Patriarcas
San Lorenzo ---- Los Mártires
San Basilio ---- Los Confesores
San Pedro ---- Los Apóstoles
Santo Domingo de Guzmán ---- Santo Rosario
Santa Catalina de Alejandría ---- Vírgenes

En la nave del Evangelio se encuentran, entre otras obras, un retablo del siglo XVIII de la Virgen de Fátima; los sepulcros vacíos de los Guzmanes, con esculturas de terracota atribuidas a Lorenzo Mercadante de Bretaña. A los pies de esta nave se encuentra la capilla bautismal, antigua de los Cervantes y en ella estaba el famoso "Pendón Verde" que dio nombre al motín de 1521. También en su interior encontramos un lienzo de las "Ánimas del Purgatorio", del siglo XVIII. Por último encontramos la capilla de los titulares de la Hermandad de los Javieres.

En la cabecera del lateral de la Epístola destaca el retablo barroco que alberga la genial talla del Santísimo Cristo de la Buena Muerte de Andrés de Ocampo (1592), mientras que las tallas de la Virgen y el San Juan que la acompañan con del siglo XVII. Siguiendo por esta nave nos encontramos con otro retablo del siglo XVIII, con la imagen de Santa Apolonia del XVII, mientras que a los pies de la nave nos encontramos con los titulares de la Hermandad del Carmen Doloroso.



El Miércoles Santo de 2011 ha estrenado Cruz de Guía que viene a sustituir a la Cruz fundacional de la Hermandad. Diseñada por el hermano y asesor artístico de la corporación, Francisco José Reyes Villadiego, y realizada en el taller de Sergio Acal en Carmona, especializado en talla y dorado. De madera tallada, policromada y recubierta de oro fino, se muestra totalmente calada y talla por ambas caras, destacando la inscripción: "LA PAZA O DEJO, LA PAZ OS DOY"


Antigua Cruz fundacional, de madera con apliques de orfebrería realizados por Orfebrería Ramos en 1994, abriendo la comitiva por última vez en la Semana Santa de 2010


Senatus, bordado en oro sobre terciopelo burdeos por Manuel Solano, según diseño de Francisco Reyes Villadiego. El asta se debe al orfebre Emilio Méndez de 2002


En la Semana Santa de 2011, el Paso de Misterio acercándose por la Calle Trajano


La Bandera de Cristo De seda marfil con cruz en el mismo tejido de color morado, tienen bordados centrales en oro a realce con el anagrama "JHS" inspirado en el broche de oro que luce el Señor de la Paz en su salida procesional, de Manuel Solano según diseño de Francisco Reyes Villadiego. El asta o mástil es de Orfebrería de Ramos. (2003)




El Libro de Reglas, con cantoneras, esquinas y escudo de la corporación sobre terciopelo marrón, realizados por el orfebre Manuel de los Ríos en 1996


NUESTRO PADRE JESÚS DE LA PAZ 


La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Paz  es obra de Francisco José Reyes Villadiego en 1990, escultor natural de Salteras, en el Aljarafe sevillano y discípulo de José Antonio Dubé de Luque, cuyas influencias estilísticas son evidentes en esta obra. La imagen inclina levemente la cabeza y dirige la cabeza hacia San Pedro, quien niega conocer al Maestro ante la acusadora. Muestra la desolación que le produce el confirmar la negación de Pedro, y que Él mismo profetizara en la Última Cena. Viste túnica blanca con cíngulo dorado y maniatado, centrando una composición que viene a recrear el patio de la casa de Anás, Sumo Sacerdote vitalicio y suegro de Caifás, el cual remite el reo. El suelo del atrio reproducido en este misterio luce pinturas realizadas a mano sobre cerámica de Rocío Almarcha (1998-2000)


Presenta un rostro de claros perfiles hebreos, con los ojos hundidos, pómulos salientes y los cabellos espesos y oscuros. La tristeza del semblante se manifiesta en el sutil fruncimiento del entrecejo y los entreabiertos labios, ligeramente curvados hacia abajo. La ondulada barba muestra un modelado parejo al de la cabellera. Las carnaciones son suaves pero cálidas, con las mejillas sonrojadas, mientras que conserva indicios del sudor de la frente como consecuencia de la angustia padecida en el Huerto de los Olivos.



La talla sigue el encargo de la Hermandad, quién concertó con el artista, el Domingo de Ramos de 1989, la ejecución de una imagen de Jesús Cautivo, inicialmente de vestir, en madera de cedro policromada. En el interior de la cabeza figura un manuscrito, a modo de acta, firmado por el imaginero y los miembros de la Junta de Gobierno que efectuó su encargo. En 1995, el mismo autor le realizó cuerpo entero anatomizado.

Fue bendecido el día 9 de junio de 1990 bajo el padrinazgo de las Hermandades del Gran Poder de Camas y de la Resurrección de Sevilla.







Se representa el misterio de las Negaciones de San Pedro: “Encendido fuego en medio del atrio, y sentándose todos a la redonda, estaba también Pedro entre ellos. Al cual, como una criada le viese sentado a la lumbre, fijando en él los ojos, dijo: También éste andaba con él. Mas Pedro lo negó, diciendo: Mujer, no le conozco. De allí a poco, mirándole otro, dijo: Sí, tú también eres de aquéllos. Mas Pedro le respondió ¡ No hombre! No lo soy. Pasada como una hora, otro aseguraba con insistencia: No hay duda, éste estaba también con él; porque es igualmente galileo. A lo que Pedro respondió: Hombre, yo no entiendo lo que dices. E inmediatamente, estando todavía él hablando, cantó el gallo.
Y volviéndose el Señor, dio una mirada a Pedro. Y Pedro se acordó de la palabra que el Señor le había dicho: Antes que cante el gallo, tres veces me negarás”. (San Lucas 22,55-61)

Es una iconografía inédita en la Semana Santa de Sevilla, a pesar de que hubieron intentos previos, pero siempre, por diversas circunstancias no se pudieron llevar a término.


Acompañan al Señor de la Paz en la escena: San Pedro, centurión romano y Criada Acusadora (1997); José de Arimatea y Sayón (1998), criado y soldado romano (1999), San Juan Evangelista (2000). Todas las imágenes son de Francisco José Reyes Villadiego.


San Juan Evangelista (2000)


José de Arimatea a la izquierda y el Sayón de espaldas, obras de 1998


Rostro del Sayón


San Pedro y la Acusadora (1997)


Soldado romano (1999)


Centurión romano y criado (1997)


Criada del Palacio de Anás  (1997)


El Gallo forma parte del Misterio, como símbolo de las Negaciones de San Pedro


El paso de Misterio es de estilo neobarroco, diseñado por José Reyes Villadiego en 1996. La Carpintería es de Manuel Caballero Farfán (1996-1998). La talla del canasto y candelabros de guardabrisas se deben a Francisco Rodrigo (2000-2004). 


En su perímetro va adornado con una serie de ángeles y cartelas que se deben a José María Leal. Las cartelas son ocho y datan de 2010. Se representan los bustos de personajes ilustres de la ciudad de Sevilla tales como San Fernando Rey en la imagen superior; 


La Madre Dolores Márquez, fundadora de la Congregación de Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa en Sevilla


San Hermenegildo, Príncipe visigodo discípulo de San Isidoro, convertido al catolicismo y Gobernador de la Bética


Doña María Coronel, fundadora del convento de Santa Inés


Busto de Santa Ángela de la Cruz


Cartela del Beato y Cardenal Marcelo Spínola


Detalle de una de las esquinas del canasto y  cartela de San Isidoro


Angelitos que presiden la delantera del paso de Misterio





Llamador del Paso de Misterio, que muestra la efigie a caballo de San Fernando Rey, conquistador de Sevilla y quien mandó edificar la parroquia donde reside la Hermandad, diseñado por Antonio Díaz Arnido y cincelado por Álvaro Flores en 2008



Con unas dimensiones de 2,35m x 5,50m, es uno de los mayores pasos de la Semana Santa Hispalense


Los Capataces de las Hermandad son los hermanos Manuel, Miguel y Alberto Gallego


Altar de insignias en el año 2009




NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN EN SUS MISTERIOS DOLOROSOS


La Virgen del Carmen es obra de Francisco Berlanga de Ávila, siendo bendecida el 14 de julio de 1984, en la Iglesia de la Misericordia, sede fundacional de la Hermandad. Reinterpreta los modelos de la Mater Dolorosa cultivados por su maestro Francisco Buiza, que curiosamente falleció meses antes, y por el que profesaba verdadera admiración,  afinando los rasgos y atenuando la expresividad del semblante. Realizada en madera de cedro, es una talla de candelero para vestir, con la cabeza inclinada hacia la derecha y el escapulario carmelita en la izquierda. Los ojos se hallan policromados en la madera y enmarcados por delgadas cejas que se elevan ligeramente en señal de aflicción. El ovalado y juvenil rostro muestra lozanas mejillas, recta nariz, redondeado mentón centrado por gracil hoyuelo y labios entreabiertos que dejan ver la dentadura tallada. Lleva pestañas postizas en los párpados superiores y cinco lágrimas vídreas, dos en el lado izquierdo y tres en el derecho. La fuerte tensión del cuello evidencia su angustia. 




Gloria de Techo diseñada y ejecutada por el hermano Antonio Díaz Arnido, realizada en diferentes técnicas (temple, gouache, pastel, lápiz de acuarela y sobre todo óleo),  sobre tela de lino belga y contrachapado de madera de pìno. Representa a la titular letífica de la parroquia, la Reina de Todos los Santos. Toma como modelo el azulejo de la fachada de la Parroquia, obra de Antonio Kiernam Flores en 1928, con la diferencia de utilizar una policromía mucho más naturalista así como cambiar el plateado de la orfebrería por el dorado. La titular aparece sobre unas nubes e inmersa en un rompìmiento de gloria, en torno a las que revolotea una libélula como tributo a la mujer del artista; mientras que arrodillados a sus pies, aparecen los dos grupos de Santos, tres a la derecha y dos a la izquierda, que componen la configuración iconográfica de todos los Santos. En la zona inferior, se ve un paisaje urbano de Sevilla, con la Parroquia de Omnium Sanctorum en primer plano, la torre de la Parroquia de San Julián (de especial devoción para el diseñador de la obra), la Giralda y la Catedral, como símbolos de la Archidiócesis y de la ciudad respectivamente; por último, al fondo, la Cúpula de San Pedro del Vaticano, símbolo de la Iglesia Universal. 
La Virgen porta un escapulario en vez de un rosario, donde aparece el escudo del Carmelo Teresiano o Descalzo, que se vincula a la Corporación mediante carta de Hermandad, y por otra parte, la figura de Nuestra Madre Santísima del Carmen, que preside el Convento del Santo Ángel. El resto de atributos (corona, ráfaga, media luna, cetro y corona del Niño Jesús), están pintados en color dorado, pero serán sustituidos en un futuro por elementos de orfebrería cuando la economía de la Hermandad así lo permita


Detalle del paisaje urbano que se representa en la gloria de techo






La bambalina delantera tiene bordados de Manuel Solano con diseño de Reyes Villadiego


Luce una corona de metal dorado, cincelada por Manuel de los Ríos en 1989


Los varales y respiraderos proceden de la Hermandad de los Dolores de Vélez-Málaga, adaptados por Orfebrería Ramos. En 2002, la junta de gobierno acordó la realización de un paso de palio para la Virgen, al que concursaron tres orfebrerías, eligiéndose el proyecto de Orfebrería Ramos de la Rinconada, con un diseño que encaja con el barroco que se desarrolla en Sevilla en el último tercio del siglo XVII, tomando como fuente de inspiración el Palacio de San Telmo y diversas formas referentes al mar y a la navegación. A estas formas y estilos les ha sido vinculada la simbología carmelita mediante imágenes de bulto redondo, bustos, escudos y grabados referentes a la Orden del Carmen, añadiéndole simbología  pasionista, puesto que se trata de Nuestra Señora del Carmen en sus Misterios Dolorosos.



Los candelabros de cola son obra de Orovio de la Torre, y donados por una familia carmelita y estrenados en el año 2010. 
La primera y segunda tanda de la candelería, la peana, las jarritas, tres relicarios, los faroles de entrevarales y las maniguetas, se deben a Orfebrería Ramos. La miniatura de la Esperanza de Triana es obra de Juan Borrero.


Llamador del Paso de Palio, estrenado en el año 2009, ha sido diseñado por Don Miguel Bermudo, ex-hermano mayor, y donado por la familia Bermudo Borrego. Realizado, en bronce plateado, en el Taller de Orfebrería Hermanos Ramos. Representa una barca que navega sobre una ola, tripulada por dos ángeles. En el borde exterior de la misma aparece el lema. "LA CRUZ DEL DEBER LA HACE DULCE Y SUAVE EL AMOR DE DIOS". Uno de los ángeles porta un ancla son soga y el escudo de la Orden Carmelita, mientras que el segundo, una antorcha y el escudo real.


Luce un manto de color azul sin bordados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
' rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>