BUSCA EN EL BLOG:

domingo, 15 de junio de 2014

IGLESIA DE SANTA MARÍA DE BELÉM DEL MONASTERIO DE LOS JERÓNIMOS, LISBOA, PORTUGAL

LA IGLESIA
Rúa dos Jerónimos, PraÇa do Imperio







Se encuentra bajo la advocación de Santa María de Belém. Este monasterio fue levantado sobre el enclave de la Ermida do Restelo en lo que fue la playa de Restelo, ermita fundada por Enrique el Navegante, y en la cual, Vasco de Gama y sus hombres pasaron la noche en oración antes de partir hacia la India.


Acceso a la iglesia
La iglesia con un interior muy amplio y luminoso, presenta una planta de cruz latina compuesta por tres naves de la misma altura, típica planta de salón. cubierta por una bóveda nervada y estrellada que se asienta sobre seis grandes pilares de base circular.


Tumba de Don Enrique el Navegante








Al entrar en ella nos encontramos con las tumbas del navegante Vasco da Gama  (izquierda) y del poeta Luís de Camões ( derecha), ambos del siglo XIX y realizados por el escultor Costa Mota en estilo neomanuelino. En el claustro encontramos la tumba de Fernando Pessoa.

Vasco de Gama fue el primer navegante portugués en llegar a la India en 1498.

Se desconoce si realmente alberga los restos mortales de este célebre poeta, ya que su primera tumba desapareció como consecuencia  del terremoto de 1755. Falleció a los cincuenta y seis años de edad, teniendo que costear la sepultura un amigo suyo. Vivió la época de los descubrimientos y fruto de esas epopeyas escribió la obra cumbre de la literatura portuguesa, "Os Lusiadas", donde describe el viaje de Vasco de Gama hasta llegar a la India y la historia de Portugal. 


Tumba de Fernando Pessoa Portugal Belem
Tumba de Luis de Camoes













Continuando, en la pared norte se pueden apreciar los confesionarios y, en el lado sur, la grandes vidrieras diseñadas por Abel Manta y ejecutado por R. Leona en el siglo XX.


Confesionarios del muro norte



La planta tiene un ancho de treinta metros, tratándose del mayor logro medieval por cubrir un espacio  con el menor número de soportes. En este espacio abierto, lo que abunda en el simbolismo relacionado con la realeza portuguesa, la profusión de ornamentación alcanza su cenit.







Destaca el tramo del crucero por su gran amplitud, sin apoyos centrales y con una gran cantidad de nervaduras, diseñada por Joao do Castelho en 1522. Las naves fueron realizadas en 1520, con el trazado del mismo arquitecto.  

Junto a la capilla mayor nos encontramos dos magníficos ejemplares de púlpitos pétreos octogonales y que presentan numerosa decoración de estilo renacentista en base a grutescos.




En el brazo derecho (lado Sur) descansan los restos del cardenal-rey Don Henrique y los hijos del rey Don Manuel I . (siguientes imágenes).





En el brazo izquierdo se encuentra la tumba del rey Don Sebastião y los descendientes de Don João III . Fueron iniciadas en torno a 1587 y son parte del Panteón Real. Siguiendo la distribución propia del manierismo, los altares se alternan simétricamente con las tumbas reales. Destacan los frontales de altar realizados en alabastro negro, que representan escenas de la vida de San Jerónimo. Las vemos en las siguientes imágenes.




Estos son algunos de los altares que se encuentran en los muros del transepto.







Justo en esta zona, nos encontramos con el acceso a la sacristía, a la cual se puede acceder igualmente desde el claustro. 


Detalles de la decoración pétrea del interior de la iglesia.












Capilla que se encuentra junto a la puerta de acceso a la iglesia, bajo el coro. 



ALTAR  MAYOR




Este altar fue encargado por la reina Catalina de Austria, la esposa de João III, en 1571. Diseñado por el perito Jerónimo de Ruão, quien introdujo el arte manierista aquí, es un contraste absoluto con el cuerpo de la iglesia de estilo  manuelino.








En las paredes laterales, los arcos abiertos entre pares de columnas están las tumbas de Manuel I y su esposa la reina María, en el lado izquierdo (lado del Evangelio) y João III y la reina Catarina (Catalina de Austria) en el lado derecho (el lado de la Epístola). El conjunto está presidido por un retablo con pinturas que representan escenas de la Pasión de Cristo y la Adoración de los Reyes Magos realizadas por el artista Lourenço de Salcedo (1572-1574). Fueron restauradas entre 1998 y 1999 por la Fundación del Bando Comercial Portugués.

La pieza más importante es el tabernáculo de plata, que fue un regalo de Alfonso VI en acción de gracias por la victoria en la batalla de Montes Claros en 1665, lo que provocó la restauración de la independencia portuguesa. Es obra del orfebre portugués João de Sousa (1674-1678).  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
' rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>