BUSCA EN EL BLOG:

miércoles, 1 de mayo de 2013

Fiesta de las Cruces, o Cruz de Mayo. Los orígenes



El día tres de mayo de cada año coincide con la celebración del Día de la Cruz, (La Invención de la Santa Cruz) una tradición que hunde sus raíces en la historia antigua, y que se emparenta con la festividad de la Exaltación de la Cruz, el 14 de septiembre. En las siguientes líneas analizaremos el origen de esta fiesta.

Dos son los orígenes, por una parte, la faceta religiosa viene dada por el hallazgo de la Cruz donde murió Cristo por parte de Santa Elena, mientras que la parte popular la heredamos de ciertas celebraciones que tenían los antiguos romanos. 


En España, existe constancia de la celebración de la fiesta de la Invención de la Cruz desde tiempos muy antiguos, en concreto aparece en todos los calendarios y fuentes litúrgicas mozárabes, poniéndola en relación con el relato del hallazgo por Santa Elena de la auténtica Cruz de Cristo.

El hallazgo de la Santa Cruz es contado de la siguiente manera: 

"La historia, con mucho de leyenda, narra como en el emperador Constantino, en el sexto año de su reinado, se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio, en una batalla cuya victoria se cree imposible a causa de la magnitud del ejército enemigo. Una noche Constantino tiene una visión en el cielo en la que se le apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, "In hoc signo vincis" (Con esta señal vencerás). El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que entonces venció sin dificultad a la multitud enemiga. De vuelta a la ciudad, averiguado el significado de la Cruz, Constantino se hizo bautizar en la religión cristiana y mandó edificar iglesias. Enseguida envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes y logró hallar el lugar donde se encontraba la Cruz, pero no estaba sola. En el monte donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontró tres maderos ensangrentados ocultos y para descubrir cuál era la verdadera cruz donde falleció Cristo, colocó una a una las cruces sobre personas enfermas, e incluso muertos, que se curaban o resucitaban al tocar la cruz que había sido la de Cristo. A partir de ahí nace la veneración a la Santa Cruz, ya que Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz."


Sin embargo, toda esta historia tiene mucho de leyenda, ya que la celebración de estas fiestas primaverales, es anterior al propio emperador Constantino. En la Lex Romana Visigothorum, promulgada por Recesvinto en el año 654, y renovada por Ervigio el 681, se menciona esta festividad comparándola, por lo que se refiere a su solemnidad, con las mayores del año eclesiástico. También en el Leccionario de Silos aparece con el nombre de dies Sanctae Crucis, siendo éste el más antiguo testimonio de su conmemoración en España, ya que desde la primera mitad del siglo VII se tiene conocimiento de la existencia en España de reliquias de la Cruz, concretamente en sendas iglesias de Mérida y Guadix.


LA FESTIVIDAD

De la fiesta popular apenas se tienen datos hasta el siglo XVIII, alcanzando su máximo apogeo durante este siglo y el XIX, para empezar a decaer a principios del XX. Fue una fiesta muy extendida por toda España, eso si, con variaciones regionales. Como elemento común cabe destacar que gira en torno a una cruz, que es ornamentada, y a su alrededor se celebran juegos, bailes, coplas y procesiones religiosas o paganas.


En su origen tienen relación con las fiestas paganas que se celebraban en el mes de mayo coincidiendo con la primavera. Un ejemplo es la fiesta de "las mayas".  Era una celebración de carácter alegórico que tenía como protagonista a una niña (la maya) vestida de blanco y coronada de flores. Junto a ella una corte de jovencitas, también ricamente engalanadas, que pedían "un cuartito para la maya, que no tiene manto ni saya".

De esta fiesta, quedan costumbre como festejos en algunos pueblos en los que se coloca en la plaza principal o en otro lugar elegido por la tradición un gran árbol denominado mayo, al que se adorna y se convierte en centro de una celebración festiva.


El paso de la celebración pagana a la religiosa, popular en ambos casos, habría resultado favorecido por el culto litúrgico a la Cruz (mucho más antiguo, como hemos visto) y por las leyendas sobre el descubrimiento de la auténtica de Cristo. Como se aprecia, la esencia del Día de la Cruz está íntimamente ligado a la adoración y exaltación de la Cruz donde murió Jesucristo.

Otros países que continúan celebrando este día son: Chile, Ecuador o El Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
' rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>